viernes, 22 de junio de 2012

PEDRO PROVENCIO: POEMAS de DESLINDE

.
.
.


.
.
.
Me asomo al día circular que orienta
todo horizonte hacia la expectativa permanente
de las palabras. ¿Estás
ahí?
En los ojos escuece el alba al vacío y qué
decir. "¿Dónde es estar?"
.
.
.
.
*
.
.
.
.
En lugar de tiempo, esta música.
.
.
.
.
Hay un pacto de fuego entre las palabras.
.
.
Al pasar las páginas, brillan las cenizas.
.
.
.
.
*
.
.
.
.
(SUEÑO)
.
.
El reloj cae violentamente. De pronto, los ojos saben que están abriéndose por primera vez. Mientras viene y va el presente aventado, las huellas quedan libres de su tendencia a ser río y los pies desnudos acarician los cristales rotos.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
BICHO RARO
.
.
Sólo membrana apenas protectora,
de aspereza fingida, como de chicharra
muerta: una burbuja repulsiva de nervios

espinosos. Mientras el resistero
lo hace vibrar, ahí sigue, improvisando
variaciones de fondo sobre el margen,

y si acercas los dedos, se desmigaja y queda
tal como en sí mismo la nada transformada.
Sólo el gris calcinado en los ramblizos guarda

un ala fósil con su vuelo intacto.
.
.
.
.
.
DESLINDE, de Pedro Provencio (Alhama de Murcia, 1943, poeta, crítico, traductor), es el libro número 2 de la colección OASIS, de la mítica editorial AVE DEL PARAÍSO, que llevaran entre Ullán, Miguel Casado, Olvido.