domingo, 16 de diciembre de 2007

BLANCA VARELA: la herida de la inteligencia


*
----

CURRICULUM VITAE

digamos que ganaste la carrera
y que el premio
era otra carrera
que no bebiste el vino de la victoria
sino tu propia sal
que jamás escondiste vítores
sin ladridos de perros
y que su sombra
tu propia sombra
fue tu única
y desleal competidora

Blanca Varela


---------
--------

¿Será el amor, en su más sensible y estremecida vivencia, la herida que no se cierra, la herida invisible y fecunda?


¿Será, Blanca, la herida de la inteligencia?

No se,
oígo tu voz,
-------------------- vengo por mis silencios desde tu dolencia
y tan extrema quietud
parte la noche que
--------------------------- el único latido es ,ahora es, compasión
de tu inocencia que regresa
del dolor.



Víktor Gómez

-----



---------

**
-

Lentos círculos, infinitas islas en un mar interior que gira sin pérdida ni ganancia.


Llegar a eso. Al inexplicable balcón sobre la noche silenciosa y desvelada. Retroceder hacia la luz es volver a la muerte. El reloj vuelve a dar las horas perdidas.





Blanca Varela






---------------

4 comentarios:

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

tempus fugit, y el reloj sigue dando vueltas, tantas que almenos pasa dos veces por el mismo sitio en un día.
heridas abiertas o cerradas, al fin y al cabo cicatrices en diferentes estadios evolutivos.

Es la vida Vik, es el círculo contínuo e ineludible del vivir.

Unos textos de puta madre.

Ana Maria Espinosa dijo...

Víktor:

Dejas una excelente integración
de la profunda-profusa voz de Blanca con tu voz, directa,
sutil, transparente, en combinación de unas más excelentes
imágenes.
Una entrada exquisita, igual que la de John Berger.

Viktor Gómez dijo...

Blanca Varela no es la alegría de la huerta ni poeta para las celebraciones, pero yo encuentro en su escritura una sensibilidad extrema, como de carne sin piel protectora, que al roce de todo sufre, se hermana de todos los sufrimientos y hasta de la brisa tiene llaga. Esa leve oscilación de aire que susurra la pérdida de los otros, de los acallados, de los que ya no son ni letra en los anales de la historia.

Me conmueve ésta mujer, es mi hermana y mi maestra.

Enseña a oír.


Un abrazote,

Compa d'arles.

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Porque ves
porque amas y ves
todavía inocente,
después de tanta
y tanto,
con la generosidad
del que ama,
del que sabe ver
y comprender.

Gracias, compa.

Tu Víctor