lunes, 26 de marzo de 2007

DELEUZE: NOMADISMO Y DESEO





“El nómada tiene un territorio, sigue trayectos acostumbrados, va de un punto a otro, no ignora los puntos (punto de agua, de habitación, de asamblea, etc.)


Pero la cuestión es lo que es principio o sólo consecuencia en la vida nómada. En primer lugar, incluso si los puntos determinan los trayectos, están estrictamente subordinados a los trayectos que determinan, lo contrario de lo que sucede con el sedentario.


El punto de agua no está más que para ser dejado, y todo punto es una parada y sólo existe como parada. Un trayecto es siempre entre dos puntos, para el entre-dos ha tomado toda la consistencia y goza de una autonomía como de una dirección propia.


La vida del nómada es intermezzo.


Incluso los elementos de su habitat están concebidos en función del trayecto que no deja de movilizarlos”.

2 comentarios:

Agustin D dijo...

Hola! Conoces la fuente de este texto? necesito citarlo y no encuentro en que libo de Deleuze está!

Mucahs gracias!!!

VIKTOR GOMEZ FERRER dijo...

te lo busco, Agustin, y te comento, porque lo leí hace tiempo y ahora mismo no recuerdo.

Un abrazo,