jueves, 4 de octubre de 2007

IMPRONTA desde Antonio Porchia

-
-
Nada no es solamente nada. Es también nuestra cárcel.

Antonio Porchia
--
A Laura Giordani y Arturo Borra.
-
-
-
El hombre
se ajusta
a su hacer
y al ser
imposible
ser hombre
el hombre
se hace
desaparecer
para el otro
desde el otro
en la extrañeza
y en el dolor
en la urgencia
y en la negación
Un anti-oficio
una sombría
laridad
tan invisible
que ajusta su nada
al resolverse uno
del otro
del otro que somos
y pudo ser
multiplicando
la nada
en un todo
inextricable
en un caudal
de otros
y otras
y muchos
y tantos
y más
Desaparecer
para que el otro
sea
para que
en la marea
de sumas y restas
la geometría del abandono
del yo
diga
en lo transparente
diga en la música
no las notas, no,
sino la melodía,
ese armónico
juego de contrarios,
esa bandada
de pájaros
que son un vuelo
una mancha que
alejándose
dice de lo que fue
canta
sin partitura
y sin voz
puro adios
que deja
los huecos
para el devenir
para una nada
poblada de todos
-
--
Vuestro Viktor
-
-
-

7 comentarios:

Antrologia dijo...

me ha encantado... me ha dado la sensación de estar en un centro comercial rodeado de "otros", por muy "humanos" que seamos siempre seremos un pájaro más en la bandada...

abrazo!

Viktor Gómez dijo...

Jo, con avariciosa precisión, en el centro de la diana.

Me alegra que me leais porque hay unas afinidades involuntarias, un entrecruzarse enriquecedor.

Un abrazote zote te

Vuestro Viktor

Viktor Gómez dijo...

Jo, con avariciosa precisión, en el centro de la diana.

Me alegra que me leais porque hay unas afinidades involuntarias, un entrecruzarse enriquecedor.

Un abrazote zote te

Vuestro Viktor

Ana Maria Espinosa dijo...

Fluidez, generosidad,
dictado desde el centro
del todo, de la voz
auténtica que como una
melodía es regalo
en el camino;
un camino no borrado
donde no existe el frío.

Viktor Gómez dijo...

Ana:

¡Qué simpática y resuelva viene esta mañanita tu palabra-ave!

Lo leí a las 6:55 H. pero hasta ahora no he podido responderte. Quería decir algo lapidario, sapiencial, pero no me sale. Estoy como esta mañana, sencillamente en el claror de un octubre tan mediterraneo. Una diáfana y rasa luminosidad.

Un beset,

Buen viernes,

Tu Victor

Arturo Borra dijo...

Querido Viktor, además de agradecer la dedicatoria, dejame celebrar esas afinidades, que conviven con tantos desajustes circundantes. Aunque más no sea afinidad ante el dolor, esta urgencia sin oficio, la sombra que multiplica la nada que nos muerde y nos confunde a todos, la nada que negamos para poder fluir, en un intento de ser que se fuga, y podamos quizás rescatar de esa "geometría del abandono" alguna melodía que nos ayude a vivir. Nada menos: pájaros para el devenir.
Un abrazo fuerte,
Arturo

Viktor Gómez dijo...

Stand by me, Arturo.

Tu Víktor